Radio Canal Sur

Radio escuchar Canal Sur en directo Online La calidad y la emisión continua.


Añadir a su sitio.

Tuvimos a nuestro primer hijo unos años después. Y el resto ya es historia. ¿Crees que eso cambió tu relación con Jason? Sí. Fuimos padres. Es solo que, ya sabes Radio Siempre he necesitado algo más en mi vida. Ya sabes, Zoe, con los niños, cambian las relaciones íntimas. A veces tienes que sacar tiempo. Sí. En realidad no. Mira, a veces tenemos sexo o veces al día. Y sigo sin estar satisfecha. Y si le sigo diciendo que quiero más, va a pensar que estoy loca. Por lo que dices, parece que Jason y tú tienen una relación muy fuerte. Tendría que haber hablado más con él. Tendría que haber hecho muchas cosas, pero, en vez de eso Radio ¿En vez de eso qué? Di el primer paso por un pésimo camino. ¿Hola? ¿Hola? ¿Hola? ¿Zoe? ¿Te he asustado? ¿También vives aquí? Sí. Realmente lo hago todo aquí. ¿Quieres café? No, gracias. ¿Un trago de tequila? No, nada de tequila. A mi marido le encantaría tu obra. ¿De veras? Sí, tiene buen ojo. Es arquitecto. Evidentemente tiene buen gusto. Evidentemente. Por favor. Bien, vamos al grano. Sí. Esto hacemos Zoe & Co. Déjame adivinar. Me añades a la lista de clientes, venden mis derechos al mejor postor y luego mi obra acaba en todos los calendarios y en todas las tazas y fiambreras. Más o menos en todas partes. ¿Tan vulgar me crees? De acuerdo, quizás sí en tazas. Supongo que trajiste un contrato para que le eche un vistazo. Sí. Sí Radio Puedes repasarlo con tu abogado e informarte sobre nosotros Radio No te preocupes. Ya me he informado. Bien. ¿Ya está? Ya está. Firmado, sellado y entregado. ¿El mismísimo Quinton Canosa es mi nuevo cliente? De acuerdo. Soy todo tuyo. Mejor me voy. Zoe Radio No eres la primera que me pide que me dedique al arte comercial. He rechazado a todos los demás. ¿Sí? Sí. ¿Sabes por qué te he elegido? ¿Por qué? Porque quiero pedirte algo a cambio. Quiero pintarte. Bueno, me halaga, pero Radio Me lo pensaré. Bien. Dejaré que mi despacho formalice el acuerdo y te llamo. Quiero pintarte y tenderte en mi cama. Para que, cuando no estés Radio Pueda satisfacerme con solo pensar en ti. Me halaga, pero Radio De verdad. Pero no puedo. Estoy casada. ¿Cómo se abre esta maldita puerta? Relájate. Sé que también quieres. Lo noto. También quieres. No puedo Radio No está bien. No está bien. Zoe Radio Nunca se ha sentido mejor. Sí Radio ¡Dios, sí! ¿Jefa? ¿Perdón? Te he estado llamando. Hay un tal Balthazar Crane por la dos. Que deje un mensaje. ¿Seguro? Este tipo no parece acostumbrado a estar esperando. Que deje un mensaje. Entendido. Perdona, jefa. Disculpa. Toma. Espere un segundo. Ahora vuelvo. Alfred Conteh se ha puesto como loco con las tazas de café. Ahora no puedo ocuparme de él. ¿Estás bien? No me encuentro bien. Me voy a casa. Envíame lo que sea urgente. ¿Balthazar Crane es urgente? Su despacho acaba de llamar por tercera vez. ¿Y qué pasa? Balthazar Crane. Este Balthazar Crane. Podría cambiarnos la vida. Llevarnos al siguiente nivel. Vio nuestra página web. Bueno Radio ¿cómo conoces a este hombre? Bueno, la ayudante de su número dos es la mejor amiga de mi hermana de la secundaria. Me presentó a un tipo que trabaja para su contable. Una copa llevó a la otra, le envié nuestra página web y ahora te está llamando Balthazar Crane. Buen trabajo. No. “Buen trabajo” es cuando te presento a un artista prometedor. Este trabajo es de nivel “Brina, eres la persona “más increíble del mundo”. Así que vuelve a tu despacho y llámalo. Me voy a casa, ¿sí? Dile que mañana por la noche cenamos juntos y lo hablamos. Reserva en un sitio caro. Como lo consiga, me debes algo grande. Tan grande como un Bentley. Ocúpate de eso. ¿Mamá? Mamá, ¿estás en casa? Hola, cariño. Pensaba que no venías al partido porque tenías que trabajar. Hemos visto tu coche en la entrada. ¿Estás bien? Me duele la cabeza. No me encontraba bien, cariño. Así que volví pronto a casa. Pero te prometo que iré al siguiente. ¿De acuerdo, cariño? Te lo prometo. Está bien. Tienes que venir. Es el último partido de la temporada. Te doy mi palabra. ¿De acuerdo? Que la abuela te ponga la merienda y ve a terminar tus tareas. Bien. ¿Seguro que estás bien? Sí. Puede que sea la gripe que tuvieron los niños la semana pasada. No lo sé. Me acabo de tomar una medicina. Bien. Ahora bajo. No, no, no. Descansa. Lo pondré a hacer la tarea y recogeré a Kayla del piano. Está bien. Gracias, mamá. Te quiero. Yo también te quiero. ¿CUÁNDO VOLVERÉ A VERTE? Esta es la dirección del restaurante y cómo llegar. Balthazar quedará contigo allí hoy a las siete en punto. He vendido un riñón para conseguir reserva, así que no llegues tarde. Oye. ¡Zoe! Necesitamos esto. Lo sé. No puedo hacerlo. Lo siento. ¿Shane? ¿Me mandas un mensajero? Claro. De hecho Radio Olvídalo. Yo me encargo. Hola. ¿Buscas a Quinton? No está en casa. Se fue hará como una hora. De acuerdo. ¿Quieres dejarle algo? Puedes dejármelo a mí, Zoe. No. ¿Cómo sabes mi nombre? Quinton me ha contado todo de ti. Y tenía razón. Eres preciosa. Gracias. Muy amable. Me llamo Diamond, por cierto. Encantada. Un consejo Radio ten cuidado. Quinton es artista. Es muy Radio Sensible. Está bien. ¿Zoe? ¿Qué te pasa? ¿Estás bien? No puedo hacerlo. ¿El qué? No puedo. Lo siento. No es que no quiera, parte de mí. Mentiría si lo dijera. Pero mi familia, mis hijos, mi marido Radio Mira. No quiero obligarte a hacer nada que no quieras hacer. De acuerdo. Gracias. ¿Gracias? Así, ¿gracias? Gracias por tu comprensión. Sí, sí Radio Ven aquí. No, no. ¡Para! Por favor. No puedo. Hagamos un trato. Dame una hora. ¿Qué? Quiero enseñarte algo. Quiero enseñarte algo especial. Seguro que sí. No estoy hablando de eso. Es Radio arte. Después de eso, puedes irte a casa si quieres. Una hora. De acuerdo, una hora. Te lo prometo. Con solo una condición. ¿Una condición? Date la vuelta. ¿La vuelta? Sí, date la vuelta. Vamos. No. Vamos. Quinton. Relájate. Solo relájate. ¿Adónde vamos? Confía en mí. Ven. Cuidado con la cabeza. Quinton, ¿dónde estamos? Quiero que el primer vistazo sea perfecto. ¿El primer vistazo a qué? Basta. ¿Qué es? Es precioso. Lo empecé cuando tenía años. Nunca se lo he enseñado a nadie. ¿Eres tú y tu familia? No. Es la familia que quería tener.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *