Europa FM 91.0

Radio escuchar Europa FM 91.0 en directo Online La calidad y la emisión continua.


Añadir a su sitio.

¿Entrar ilegalmente en una casa? ¿Ésas son sus vacaciones, Beckett? Señor, puedo explicarlo. No, no puede. Lo que hará será tomar un avión. Reservé para cenar en Spago. ¿Podemos irnos en la mañana? Este asunto es sólo un chiste para ti, ¿no, Radios? Pero cuando Beckett trabaje como vigilante Radio Online supongo que seguirla no tendrá el mismo encanto. Los dos. Regresen ahora. Eso sí que fue vergonzoso. Si ya no nos necesita, creo que deberíamos irnos. Una última pregunta. ¿Encontraron lo que buscaban? Nos equivocamos de casa. Bienvenida a Los Ángeles, detective. Ahora vuelva a casa. ¿Montgomery te echaría? Sí. Volvemos a Nueva York. Musica que no. Detective Ryan. Soy yo. ¿Puedes hablar? Sí. Pero Montgomery está muy enojado. Sí, lo sé. Necesito que me hagas un favor Radio Online pero puedes negarte si quieres. Sea lo que sea, te diré que sí. Muy bien, Musica Creemos que Royce no viajó solo a Nueva York. Su nombre es Violet Young. Quizá ella tenga algo que ver con el problema de Royce. ¿Crees que aún está aquí? Si McCauley aún no la visitó. En su foto se menciona a una escuela de actuación en Nueva York. Quizá tenga amigos allí. ¿Puedes verificar si los contactó? Seguro. Te mantendré informada. Fantástico. Gracias. Esposito tiene algo. Beckett, línea dos. ¿Cómo estás? ¿Cómo está el clima allá? Soleado, quizá me echen. ¿Qué tienes? Una foto del asesino. Cortesía de Transporte. Te la enviaré enseguida. ¿Ése es Neil McCauley? Quien sea que es Radio Online llevaba la misma ropa en el JFK y en ese callejón. Fue así que lo identificamos. La posibilidad es mínima Radio Online pero cotejen su rostro con las bases de datos nacionales. Entendido. Lo encontré. ¿Neil McCauley? No. El tipo misterioso de la foto en casa de Violet. Ya recordé dónde había visto ese edificio del que salía. Era la guarida del malvado en Primal Fury: Primal Vengeance. Buscando en Internet Radio Online descubrí que es la sede de Kevin North America. Un centro de investigaciones. Su jefe es Charles Kelvin. ¿Cuáles son sus pasatiempos? “El vino, los perros y el surf”. Violet lo estaba investigando. ¡Sr. Kelvin! ¿Sr. Kelvin? Su asistente nos dijo que estaría aquí. Es mi hora de surfear. Tendrá que esperar a que yo termine. Esto no puede esperar. Soy la detective Beckett, y él es Richard Radios ¿Reconoce a esta mujer? Desde luego. La conocí en la fila del café el viernes pasado y la invité a salir. Pensé que la cita iba bien hasta que fue al baño y nunca volvió. ¿Por qué me lo pregunta? ¿Le sucedió algo? ¿Reconoce esta grabación? El poder del sonido te obliga Radio ¿No es ésa su voz? ¡Esa maldita! ¿Qué significa eso? Esa frase es la clave de nuestra bóveda. Violet formó la frase con las palabras que dije en la cita. Debo volver a la oficina. ¡No! ¡Se lo llevaron todo! ¿Qué había aquí? Información sobre patentes. Una bala. Supongo que se disuelve. ¿Cómo saben de esas balas? Las usaron en un asesinato. ¡Dios! Las creamos para ganar un contrato militar Radio Online y suministrar municiones ligeras. Que se disolvieran fue un accidente. Por desgracia, eso impidió que el Ejército las usara. Sí, pero eran valiosas para otros. ¿Cómo rayos ocurrió esto? ¡Oye! Buenas noticias sobre Violet. ¿La encontraste? No tan buenas. Pero está viva. O al menos lo estaba anoche. Di con uno de sus exnovios. Dijo que fue a su casa y que estaba muy asustada. Dijo que llegó de Los Ángeles con Royce, pero éste desapareció. Por eso su ex la dejó pasar la noche. A la mañana siguiente, ni Violet ni su billetera estaban allí. ¿Sabe adónde fue Violet? No. Pero dos horas después Radio Online un negro corpulento con gusto por pegar en los riñones Radio Online fue a su casa y le preguntó eso. El conductor que recogió a McCauley. Sí, eso pensé. Le pegó sin compasión a su ex. Vamos con el dibujante. Ya me adelanté. Parece que no somos los únicos que buscan a Violet. Piensa en esto. Una actriz joven e ingenua, ávida de fama. Conoce al autor intelectual en una discoteca. Él necesita a una chica bonita para obtener el código de voz. Le dice que es productor y promete hacerla famosa Radio Online si lo ayuda a jugarle una broma a un amigo. Ella se da cuenta mucho después que participó en un crimen. No puede llamar a la policía, así que busca a Royce. Pero entonces McCauley lo averigua Radio Y Royce intenta cambiar el juego. Viaja a Nueva York, una ciudad que conoce. Típico de Royce. Me sentía intimidada por él cuando lo conocí, Radios Escuchaba todo lo que decía. Y luego descubrí que inventaba historias para burlarse de mí. Me cuesta creer que nunca más volveré a verlo. ¿Sabes lo que pensé cuando te conocí? Que eras un misterio que nunca resolvería. Incluso ahora Radio Online luego de pasar tanto tiempo contigo, yo Radio Me sorprende lo fuerte que eres Radio Online y lo valiente. Y también lo Musicay. Tú tampoco estás tan mal, Radios Ya debo irme. Es tarde. Buenas noches. ¿Kate? Buenas noches, Radios “NEIL McCAULEY” LO PLANEÓ, ROBÓ BALAS, MATÓ A ROYCE ¡Vaya! Alguien madrugó. Hola. ¿Empacaste una pizarra de asesinatos? El conserje. Llamé y me lo trajo en minutos. Maurice es increíble, ¿verdad? Sí. Si le pido el Arca de la Alianza, seguro me la trae. ¿No temerías abrirla? No, sólo derrite nazis. ¿Eso es Kelvin North America? Trato de entender este robo. Según Kelvin, la última vez que entraron a la bóveda Radio Online fue el martes a las : PM. Quizá a esa hora robaron las balas de alta tecnología. Cuatrocientos kilogramos. Y tuvieron que sacarla al muelle de carga. Pero está ese puesto de vigilancia allí. Recuerdo verlo cuando entramos. Es imposible sacar esas balas en sus narices sin ayuda del interior. Exacto. Por eso llamé a la compañía de seguridad. Dijeron que el único guardia apostado allí esa noche Radio Online era un tal Reggie Walsh. Siento que la trama se hace más compleja. Pidió ser transferido al día siguiente. ¿Esperas a alguien? No. Espera un segundo. Detective Seeger. Sr. Radios Pase adelante. ¡Vaya! Bonita morada. Sí que vale la pena viajar con un escritor famoso, ¿no? Seeger, si vino a llevarnos al aeropuerto, aún no empacamos. Vine porque me llegó una información Radio Online sobre un robo en Kelvin North America. Enseguida recordé sus nombres. Díganme. ¿Qué tiene que ver un robo de balas Radio Online de alta tecnología con su investigación? Ya no investigamos un asesinato, ¿lo recuerda? Nos sacaron del caso. ¿Seguiremos con ese juego? Sabemos lo mismo que usted sobre ese robo. Pero si descubrimos algo camino al aeropuerto, le avisaremos. Asegúrense de hacerlo. Detective. Adiós. ¿De veras es buena idea no contarle nada? Podría ayudarnos. Radios, a Seeger sólo le preocupa ese robo, no el asesinato de Royce. Lo que necesitamos es interrogar a ese vigilante Reggie Walsh. Pero, ¿cómo? Recuerda que aquí no eres policía. Reggie no necesita saber eso. Como les dije, no sé nada de ese robo. No me engañes, Reggie. Estás mintiendo. Eres un rufián. Un sucio mendigo. Un criminal hijo de Musica Radio Calma, chicos. Todos usamos uniforme, ¿verdad? Sí, y espero que el tuyo te haga lucir bien en TV. ¿De qué habla? Las cámaras de los noticieros en la comisaría. Les encanta ver cuando la policía arresta a alguien. Y si estás involucrado en esto Radio Online sé que no querrás que te vean hablando con la policía. Sólo por cortesía Radio Online te prestaré mi chaqueta para que te cubras. Sólo quítatela al llegar a la sala de interrogación. Quizá haya reporteros adentro. De acuerdo. Eres un guardia de seguridad, Reggie. En prisión, eres la peor de las inmundicias. Pensé que eran los abusadores de menores. Sí, pues Radio Amigo, eres guardia de seguridad. Ya sabes lo que les hacen a tipos como tú en prisión. No. ¿Qué? Esto es café con leche. Sólo bebo té chai con leche. ¿Cuánto tiempo más necesitas para saber eso? Por favor, Reggie. O quizá. Sabemos que estabas en el muelle de descarga esa noche. De acuerdo. Se me acercaron dos sujetos. Me ofrecieron $ para que tomara un descanso a medianoche. Sólo acepté Radio Online porque al parecer no aceptarían un “no” como respuesta. ¿Son estos hombres? ¡Sí! ¿Te dijeron cómo se llamaban? No. Pero cuando se marchaban, el negro llamó al otro Ganz. Chicos, muchas gracias. Ya terminamos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *